Iglesia pide perdón por abuso a menores

El obispo de Magallanes, monseñor Bernardo Bastres, pidió perdón por los abusos sexuales de los que se acusa al párroco Jaime Low Cabe­zas, que se habrían producido en el obispado y en su propia residencia de Punta Arenas, donde pernoctaba el imputado.

“He comprendido el dolor manifestado a viva voz en el tribunal por un familiar de la víctima. A ellas y a todos los que se les ha causado do­lor, les pido de corazón perdón”, indicó Bastres, quien explicó que no quiso referirse al tema antes de conocer los antecedentes del caso.

Bastres dijo que la Iglesia envió una clara señal de transparencia al suspender de sus funciones a Jaime Low mientras se investigan las acusaciones en su contra.
 
No obstante, Bastres dijo que habría impuesto la me­dida antes si hubiera conocido anteriormente los detalles de la investigación, iniciada el 18 de enero y de la que fue informado el lunes pasado.

“Soy el primer interesado en querer conocer y saber la verdad. Como padre obispo y pastor de esta iglesia magallánica estoy muy afectado, pues nuestra vocación es para fomentar y proteger la vida, sobre todo la de los niños, adolescentes y jóvenes”, sostuvo.     
 
El caso
 
Low está acusado por cuatro hechos contra menores de edad, de los cuales se constituyen dos delitos: abuso sexual reiterado y estupro, por los cuales arriesga una pena de 15 años de cárcel.

El cura fue formalizado y suspendido ayer de la parroquia.
 
Agencias
|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar